El proyecto HONDARTZA DENONTZAT pretende facilitar el acceso y disfrute de los arenales y playas vizcaínas a las personas con discapacidades de movilidad. A tal fin articula unos puntos de atención en varias playas vizcaínas (Plentzia, Ereaga, Lekeitio, Gorliz, Mundaka) en los que, un grupo de monitores y monitoras debidamente cualificados, ponen a disposición de los usuarios y usuarias una serie de ayudas técnicas especialmente diseñadas para su uso en los arenales y en el medio acuático. Los monitores y monitoras instruyen a los usuarios y usuarias en el uso de aquellas y les ayudan cuando es necesario.

Previamente y en coordinación con los Ayuntamientos de los municipios objeto de intervención y del Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral, BIDAIDEAK desarrolla los planes de accesibilidad previamente redactados por la entidad.

El proyecto se complementa con un servicio especial de transporte adaptado que opera todos los días de los meses de Julio y Agosto y que permite a las personas con más déficits de movilidad trasladarse a estos destinos.

Con este programa, Bidaideak pretende que las playas de Bizkaia sea un recurso de ocio para todos, incluidas las personas con discapacidades que limitan su movilidad siendo su objetivo prioritario extender el disfrute de las playas a toda la ciudadanía y garantizar este derecho a las personas con movilidad reducida.

Siendo su objetivo prioritario extender el disfrute de las playas a toda la ciudadanía y garantizar este derecho a las personas con movilidad reducida.

En la actualidad Bidaideak cuenta con el siguiente equipamiento:

  • 30 sillas de ruedas anfibias, de las cuales 9 son exclusivas para las personas con índices de dependencia leve, 15 para personas con grados de dependencia medios y 7 para personas gran dependientes.
  • 70 pares de muletas especiales para caminar por al arena.
  • 4 grúas hidráulicas que facilitan a los monitores la movilización sobre todo de las personas usuarias con graves problemas de movilidad.

Asimismo, cuenta con la infraestructura necesaria para el montaje de los puntos de atención en cada playa: plataformas de madera, carpas, sillas, mesas, WC adaptados y vestuarios.

En lo referente a los recursos humanos, los monitores del programa desarrollan las siguientes funciones:

  • Montaje y recogida diaria de los materiales de playa: sillas, muletas…
  • Recepción de los usuarios.
  • Asistencia dentro y fuera del agua con la utilización de ayudas técnicas o sin ellas.
  • Dinamización la estancia de los usuarios en la playa.
  • Información a usuarios y población en general de los contenidos y objetivos del programa.
  • Asegurar el correcto uso y el mantenimiento de las ayudas técnicas y resto de material de playa.

El proyecto bate, año a año, records de asistencia y se consolida como una prestación social de primer orden en el terreno del ocio activo.